Proyecto FOLTRA

Ya no lo decimos solamente nosotros

banner_colaboradores.png


Ya no lo decimos solamente nosotros

Imprimir
Correo electrónico
Martes 28 de Junio de 2011 00:00

Desde el año 2003 parecía que habíamos iniciado una batalla sin sentido. No lo habíamos publicado entonces, aunque sí teníamos evidencias indirectas de que la hormona de crecimiento podía jugar un importante papel en la reparación neural tras daño. Cuando la utilizamos por vez primera en un paciente, como recurso casi desesperado, nos basamos no solo en lo que conocíamos de los efectos de la GH si no también en un trabajo que por aquel entonces se acababa de publicar describiendo el efecto de la Prolactina sobre la formación y migración de nuevas neuronas en la rata lactante. Nuestro razonamiento entonces, acuciados por la necesidad, fue el que si la prolactina (PRL) era capaz de inducir neurogénesis en el adulto, ¿por qué no la GH?. Ambas hormonas proceden de un gen común y comparten muchas acciones biológicas. Afortunadamente el razonamiento fue correcto y funcionó. A raiz de aquello nació Foltra. Pasó tiempo, mucho tiempo, predicando en el desierto. "No hay evidencias científicas...", "no se puede extrapolar de la rata al hombre...", "faltan ensayos clínicos que lo avalen..." no vale la pena recordar todo lo que se ha dicho y aún se dice al respecto, como si 41 años dedicados a la docencia universitaria y la investigación no significasen nada y uno fuese "un Apóstol de la GH"..., nada más lejos de la realidad; nunca las sensaciones primaron sobre el raciocinio.

Paulatinamente comenzaron a aparecer publicaciones, a partir de 2005-2006, de importantes grupos suecos y neozelandeses en las que se confirmaba que la hipótesis de partida había sido correcta. Pero todavía no podíamos publicar lo que íbamos encontrando porque las preocupaciones eran otras en aquellos momentos. Cuando pudimos empezar a publicar lo hicimos en revistas de bajo factor de impacto, primaba la urgencia de la publicación, algo que ya no se da en el momento actual, y también por eso se nos censuraba. Bien, pues todo esto viene a colación porque en el último número de Neuroscience, una revista de prestigio, se publica un trabajo del grupo de Scheepens, de Nueva Zelanda, un grupo de renombre en el tema, en el que se confirma que todo lo que fuímos diciendo era correcto. Parte de sus resultados son muy similares a los que se presentaron hace año y medio en Praga, y que aparecen reseñados en la tesis que recientemente se acaba de defender con éxito. 

Vamos a reproducir el abstract que acaba de aparecer en MedLine, para posteriormente hacer unas reflexiones sobre ese importante trabajo: 

 

Neuroscience. 2011 May 31. [Epub ahead of print]

Growth hormone and prolactin regulate human neural stem cell regenerative activity.

Source

Liggins Institute, University of Auckland, New Zealand.

Abstract

We have previously shown that the growth hormone (GH)/prolactin (PRL) axis has a significant role in regulating neuroprotective and/or neurorestorative mechanisms in the brain and that these effects are mediated, at least partly, via actions on neural stem cells (NSCs). Here, using NSCs with properties of neurogenic radial glia derived from fetal human forebrains, we show that exogenously applied GH and PRL promote the proliferation of NSCs in the absence of epidermal growth factor or basic fibroblast growth factor. When applied to differentiating NSCs, they both induce neuronal progenitor proliferation, but only PRL has proliferative effects on glial progenitors. Both GH and PRL also promote NSC migration, particularly at higher concentrations. Since human GH activates both GH and PRL receptors, we hypothesized that at least some of these effects may be mediated via the latter. Migration studies using receptor-specific antagonists confirmed that GH signals via the PRL receptor promote migration. Mechanisms of receptor signaling in NSC proliferation, however, remain to be elucidated. In summary, GH and PRL have complex stimulatory and modulatory effects on NSC activity and as such may have a role in injury-related recovery processes in the brain.

 

Los autores afirman:

"Previamente demostramos que la hormona de crecimiento (GH) y la prolactina (PRL) juegan un significativo papel en la regulación de mecanismos neuroprotectores y/o neurorregeneradores en el cerebro y que esos efectos son mediados, al menos en parte, por sus acciones sobre las células madre cerebrales (NSCs). En este estudio utilizando células madre neurales procedentes de cerebros fetales humanos demostramos que el tratamiento con GH y PRL promueve la proliferación de esas células madre neurales, así como su migración." Es importante, (nota nuestra) que solo la PRL, y no la GH,  promueve la proliferación de progenitores gliales (responsables de la aparición de una cicatriz en la zona dañada). "En resumen, GH y PRL ejercen efectos complejos, estimulantes y moduladores sobre las células madre neurales y como tales pueden jugar un papel en los procesos de recuperación cerebral tras daño."

 

Importante: el trabajo se lleva a cabo no en ratas, sino en células madre neurales fetales humanas, y aunque el estudio se realiza en cultivos celulares las conclusiones parecen claras. No debe sin embargo pensarse que la GH es la panacea que todo lo cura. Es mucho todavía lo que falta por descubrir, pero el camino está abierto. 

 

Jesús Devesa

Catedrático de Fisiología Humana.

Facultad de Medicina de Santiago.    

 

Siguenos en...

           

Consulta

 

Contacto

  


                                                                                                                                                                       

Logotipo que simboliza o cumplimento da Normativa W3C CSSLogotipo que simboliza o cumplimento da Normativa W3C XHTML 1.0 -   ACCESIBILIDAD